Históricamente la economía artajonesa como en la mayoría de las poblaciones navarras ha estado ligada a la agricultura. No obstante el desarrollo que ha vivido la agricultura ha hecho que no sean más de treinta las personas que se dedican exclusivamente a esta labor.

Hoy en día nos encontramos con una economía muy diversificada donde juega un papel importantisimo la ganadería con sus granjas y cebaderos de porcino, vacuno y ovino llegando a la nada despreciable cantidad de más de treinta mil animales.

El sector Industrial ha dado un giro, encontrándonos ahora en una profunda crisis, lo que ha hecho que la mano de obra empleada en este sector deba trasladarse a localidades como Pamplona, Tafalla, o Peralta. Las pequeñas empresas (familiares) son las únicas que han superado este bache destacando por sus productos la fabrica de palas deportivas turrón royo y pastas y la elaboración de productos artesanos.

No obstante contamos con un sector servicios que emerge con fuerza, varios Bares y Restaurantes, Casas Rurales, Carnicerías, Supermercados Reposteria Artesanal y Productos Tradicionales etc.

Otro sector muy consolidado en la localidad y en el cual se emplean un gran número de personas es la Construcción, con varias empresas que desarrollan su labor tanto dentro como fuera de la villa.

Artajona ha contribuido decisivamente a la historia del cooperativismo agrario de Navarra: el 10 de Noviembre de 1904 se fundó la Cooperativa Agrícola Caja Rural, el 3 de diciembre de 1939 la Bodega Cooperativa San Francisco Javier, el 24 de noviembre de 1944 el Trujal Cooperativo Nuestra Señora de la Merced, el 6 de agosto de 1962 la Cooperativa Trilladora Nuestra Señora de Jerusalén y el 3 de julio de 1965 la Cooperativa Conservera San Saturnino. En el año 2004 se celebro por todo lo alto el centenario de la Cooperativa Agrícola Caja Rural siendo la más antigua de Navarra y una de las dos únicas que todavía dispone de sección de crédito.

Industrias de Artajona