Ayuntamiento de Artajona / Artaxoako Udala

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
24 de enero de 2017

Artajona recauda 16.531 euros y rifa diez cutos. 10 txerri zozkatu dira.

Artajona recauda 16.531 euros y rifa diez cutos El dinero se destinará a renovar las instalaciones de la residencia de ancianos. Erresidentziarako doa bildutakoa

Foto noticia

Ainara Izko para Diario de Noticias

artajona – El municipio de Artajona celebró ayer una de sus tradiciones con más arraigo: la Rifa del Cuto de San Antón, cuya recaudación se destina íntegramente a la residencia de ancianos Nuestra Señora de Jerusalén.

Documentada desde el año 1819, se trata de la única rifa nominativa del Estado, por lo que no hay número ganador. En su lugar se emplean unas papeletas, denominadas suertes, que constan de dos partes, separadas a su vez por la preposición por. Si el apostante solo rellena la primera parte, escribiendo su nombre o el algún familiar o amigo, el premio recae en esa persona, mientras que si rellena las dos partes, comparten el premio todos los que aparecen en el boleto ganador. De ahí que se le conozca como la rifa de la amistad o de la fraternidad.

Por cada 1.728 suertes, o una regruesa, se sortea un cuto o su equivalente en productos elaborados (45 kilos entre morcillas, jamones, lomos embuchados, chorizos, etc.). En esta edición se vendieron 16.531 suertes (a un euro cada una), y se rifaron diez cutos. Llegados a este punto, cabe destacar el boom que experimentó la rifa a raíz de que hace 13 años se creara la web rifadelcuto.com para facilitar la compra de suertes por Internet. Y es que en el año 2003, sin ir más lejos, se vendieron unas 1.500 suertes, frente a las 17.000 que se venden ahora. Pese a ello, “los vecinos siguen manteniendo la costumbre de acercase a la sociedad El Círculo y participar de forma presencial” aseguró Manuel Oficialdegui, quien se marca como objetivo de cara a futuras ediciones “publicitar la rifa a través de las redes sociales”. Asimismo anticipa una gran fiesta el año que viene con motivo de la 200º edición del sorteo.

Según adelantó la directora de la residencia de ancianos local, Jaquelin Maestre, el dinero recaudado se destinará mejorar las instalaciones. “Queremos hacer un gimnasio y una sala de terapia nueva, así como cambiar la fontanería del edificio, entre otras actuaciones, así que todo el dinero nos vendrá bien” subrayó Maestre.

Por otro lado, la jornada, organizada por la Asociación de Amigos del Cuto de Artajona, comenzó con el traslado del cuto donado por Piensos Costa (antigua granja Villanueva), de nombre Paula y que pesó 150 kilogramos, hasta la plaza. El encargado de conducir al animal fue, como de costumbre, Jesús Casamayor, más conocido como Murillo, que a sus 86 años lleva desempeñando esta labor más de cuatro décadas. “Seguiré mientras el cuerpo aguante” apuntó quien fuera alguacil del pueblo durante 30 años.

Ya en la plaza, se ofició una misa, se bendijo el animal, se entonó el himno del cuto de San Antón y se realizaron diversos juegos infantiles. No faltaron a la cita varios cofrades de la Orden del Cuto Divino de Tafalla, que el 25 de marzo se hermanará oficialmente con la Asociación Amigos del Cuto de Artajona durante la celebración del XXVI Capítulo General, así como representantes de la Academia del Cerdo Txarri Duna de Bilbao. Además de agradecer su presencia en la rifa, la organización homenajeó a los impulsores de la plataforma Itineris, Marisa Iturbide y Javier Salvat, creada para revitalizar el camino templario de la Vera Cruz, que une Roncesvalles y Caravaca de la Cruz.