Caravaca de la Cruz es la quinta ciudad santa de la Cristiandad, tras Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana. Varios caminos de peregrinación llegan a la popular población murciana, todos partiendo desde puntos que jamás superan los 200 kilómetros de distancia.

El Camino de los Templarios recorre 870 kilómetros, partiendo de Roncesvalles, punto de partida del Camino de Santiago Francés, pasando por territorio navarro, aragonés, valenciano, manchego y murciano. Todo un reto para el peregrino, que deberá caminar por espacio de un mes en jornadas de toda clase y condición. Una aventura absolutamente enriquecedora en la que podremos conocer la historia, cultura, paisaje y costumbres de un enorme valor, y cargado de grandes similitudes y contrastes.

Siguiendo la ruta jacobea de norte a sur, saliendo de Puente la Reina Garés y pasando entre pinos y encinas, chopos, robles y abedules, romero, tomillo y espliego, campos de regadío salpicados de islas silvestres de vegetación autóctona, se llega a Artajona desde donde, cruzando Navarra, el camino de la Vera Cruz nos conduce a Marcilla, Villafranca, Castejón, Tudela…

Enlace a Itineris coma

Arranca Itineris

El camino templario que cruza Navarra

Archivo kzm