Cada 29 de noviembre Artajona homenajea a su patrón, San Saturnino, con castañada popular, cross y aizkolaris y harrijasotzailes(cortadores de troncos y levantadores de piedras). Pero el acto más esperado de las fiestas es sin duda la carrera de layas. Una curiosa competición en la que los jóvenes del pueblo y de las localidades vecinas, vestidos de caseros, luchan por ser los primeros en llegar al Cerco medieval.

No es tarea fácil y las caídas están aseguradas ya que deberán ascender por una cuesta empedrada y de gran pendiente subidos en layas, unos aperos de labranza ya en desuso utilizados hasta el siglo pasado en el campo para voltear la tierra. Un espectáculo digno de ver.